“Tal y como establece la orden judicial, el Departamento de Estado está preparado para comenzar a aceptar solicitudes para realizar el servicio militar por parte de personas transgénero a partir del 1 de enero”, señaló la portavoz del Pentágono Heather Babb en un comunicado al que ha tenido acceso Efe.

Las puertas de las Fuerzas Armadas estadounidenses quedaron abiertas a los transexuales en junio de 2016 por decisión del Gobierno del entonces presidente Barack Obama, pero el reclutamiento de personas transgénero debía establecerse más adelante, tras un proceso de previsión.

En 2016 se calculó que el número de transexuales que servían en el Ejército de Estados Unidos oscilaba en 2016 entre 1.300 y 6.600 de un total de 1,3 millones de integrantes del cuerpo militar, de acuerdo con un estudio encargado por el Pentágono.